3 Remedios Naturales muy efectivos para la cara hinchada

Si padeces de edema facial o hinchazón en el rostro no te asustes. Aplica estos 3 Remedios Naturales muy efectivos para la cara hinchada.

Puede haberte pasado que al despertar te mires al espejo y ves que tienes la cara hinchada. Es algo que ocurre con frecuencia en algunas personas más que en otras y conforme va transcurriendo el tiempo el rostro va volviendo a su estado normal.

En general, el edema facial o hinchazón del rostro se origina por la retención de líquidos y ésta, a su vez, puede derivar de un consumo abusivo de alcohol, los efectos del estrés y el consumo de alimentos con altas concentraciones de sal.

Asimismo existen ciertos factores que pueden contribuir en la existencia de esta patología, como lo son la sinusitis, conjuntivitis, infecciones en garganta, abscesos dentales, enfermedades renales, de la tiroides y la preeclampsia en mujeres, durante la época del embarazo.

El síndrome de la “cara hinchada” también puede producirse como una reacción a determinados drogas medicamentosas elaboradas a base de corticoides, gluco-corticoides, diuréticos incluidos remedios para el asma, aspirinas y otros.

En este último caso, la hinchazón facial puede estar relacionada con algún tipo de reacción alérgica, por lo que resulta adecuada la visita a un especialista que prescriba un tratamiento específico.

Atendiendo a la generalidad de los casos excepto aquellos que requieren intervención médica, te recomendamos los siguientes remedios caseros 100% naturales para tratar la cara hinchada

Masaje de presión con los dedos

Se trata de colocar las yemas de tus dedos en el hueco de los pómulos y ejercer allí una presión, masajeando de manera firme y circular por el espacio de 1 minuto. Realizar varias repeticiones durante el día.

Aplica compresas de hielo

Este tratamiento consiste en tomar un paño con agua helada o bien envolver dos o tres cubitos de hielo y efectuar compresas en el rostro durante algunos minutos (3 a 5). Luego dejar actuar y volver a aplicar, recorriendo la cara con el paño.

Realiza masajes de drenaje linfático

Puedes lubricar tu rostro con algún aceite natural como el aceite de oliva o crema hidratante. Recuéstate en algún lugar adecuado y luego, comienza a hacerte masajes suaves y con la yema de los dedos. Recorre con ellos tu frente y vé descendiendo hasta masajear tus pómulos, alrededor de los ojos, mejillas y luego mandíbula y cuello. Realiza varias repeticiones durante el día. Este masaje favorece la reducción de líquido retenido en exceso en los ganglios linfáticos en la zona superior del pecho y cuello.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments