¡Así es como eliminé 6 kg en 1 mes! ¡Pierde peso sin morir de hambre!

¡Así es como eliminé 6 kg en 1 mes! Perder peso sin morir de hambre. Además, este régimen ofrece una propuesta diferente para el típico contador de calorías al que estamos acostumbrados. La dieta flexible es una forma de controlar la cantidad de macronutrientes que comemos durante el día, con la intención de d, y optimizar su consumo para perder peso o no recuperarlo.

¿Qué son los macronutrientes? Son los tres grupos principales de alimentos: carbohidratos, proteínas y grasas. Cada uno contiene dos grupos de micronutrientes: vitaminas y minerales.

Este régimen se llama “flexible” porque, aunque da prioridad a los alimentos más saludables, las especificaciones varían según el peso, la edad y el sexo de las personas que lo practican, según sus necesidades.

Aquí hay siete consejos para que practique de manera segura e informada y logre sus objetivos. ¡Entonces vea cómo  perdí 6 kg en 1 mes! Bajar de peso sin morir de hambre:

Evite pasar muchas horas sin comer:

Si pasamos mucho tiempo sin comer, nuestro cuerpo aumenta el nivel de hormonas como la grelina, lo que nos llama a elegir los alimentos más agradables, que eliminan el estrés y proporcionan muchas calorías que son fáciles de asimilar.

Así es como terminamos barriendo dulces, bocadillos poco saludables, fríos y otros. Para optimizar una dieta flexible, es aconsejable planificar las horas de cada comida y dividir nuestra dieta para evitar largas horas de ayuno.

Planifica tus comidas:

Planear comidas para el día, o incluso para la semana, es una de las mejores maneras de evitar la tentación de comer fuera o comprar refrigerios poco saludables. Al planificar nuestras comidas con horas y días de anticipación, eliminamos la incertidumbre y canalizamos nuestras energías hacia comidas saludables y programadas.

Apetito vs Hambre:

Es importante reconocer la diferencia entre el apetito y el hambre para comprender mejor las razones por las cuales caemos en patrones alimenticios nocivos.

El hambre es la respuesta natural del cuerpo a la falta de combustible, mientras que el apetito aparece como un capricho y puede atacarte en cualquier momento, por muy satisfecho que estés. Es mejor entender cuándo tenemos hambre y cuándo tengo ganas de diferenciar entre lo que comemos por necesidad y lo que comemos por puro sabor.

Debe minimizar las comidas por apetito (sin eliminarlas por completo) y priorizar las necesidades fisiológicas satisfactorias.

No sufras de dieta:

Si desea comer algo que no es muy saludable, como un helado o una merienda azucarada, puede comprarlo de vez en cuando. Compre solo una unidad de lo que quiere comer y elíjala para que sea exactamente lo que quiere.

Luego siéntate y pruébalo con calma, pruébalo bien. Al comer despacio, podremos satisfacer esta necesidad de ingerir el “algo” que nos falta y hacernos sentir ansiosos.

Crea tu entorno seguro:

Un ambiente seguro es un conjunto de condiciones de vida que favorecen la práctica de una alimentación saludable y, la mayoría de las veces, libres de las tentaciones que sabe que arruinarán su ritmo saludable.

Por ejemplo, si sabe que las papas fritas son la mayor debilidad, retírela de su hogar siempre que sea posible. No obtienes nada con una bolsa de papas fritas que sabes que no debes comer regularmente. Tu hogar debe estar lleno de alimentos saludables y nutritivos que sabes que son buenos para ti.

Haz ejercicio regularmente:

Este punto no se puede perder. El ejercicio es clave para mantener un cuerpo y una mente saludables. Reduce los niveles de estrés y te ayuda a perder calorías.

El ejercicio puede equilibrar nuestro apetito y evitar esos episodios cuando queremos comer en exceso, pero también protege nuestra salud cardiovascular y nos hace sentir más seguros con nuestro cuerpo.

Controla tus porciones:

Así como debemos controlar la ingesta de alimentos poco saludables, también debemos controlar la ingesta de alimentos saludables. No importa lo que coma, si se excede, su cuerpo pagará las consecuencias.

Debemos ser conscientes de cuántas porciones comemos en cada comida. Los humanos tienden a querer comer lo que les espera, por lo que una forma de regular la ingesta es usar platos pequeños y servir la cantidad correcta.

Finalmente, recuerde que es importante masticar cada bocado varias veces, comer despacio y evitar distracciones mientras come. Debido a que estamos completamente presentes en el momento, seremos más conscientes de cuánto comemos, lo que favorecerá la saciedad.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

CONTENIDO RELACIONADO!